CAMPOSANTO DE TARANCUEÑA: Una propuesta para ir pensando una solución

7 02 2013

Publicamos un escrito que envía Inocente con una propuesta sobre el problema de la situación actual del cementerio del pueblo. La idea de este documento es abrir un diálogo para que todos podamos opinar, así que todas las propuestas serán bienvenidas. Para cualquier duda o comentario, poneos en contacto con Inocente o dejad comentarios en este blog y se los haremos llegar nosotros.

 

CAMPOSANTO DE TARANCUEÑA

Una propuesta para ir pensando en una solución

 Un poco de historia

La antigua iglesia de San Tuy (San Juan Bautista) y su entorno fue el primer  Cementerio de Tarancueña. Cuando, en el siglo XVI, se levantó la nueva Iglesia parroquial, también se enterró en su interior y entorno, por lo cual todavía hoy día conocemos el atrio de la Iglesia con el nombre de Cementerio. En los últimos tiempos, desde el siglo XVIII sólo se ha enterrado en la antigua Iglesia, que conocemos con el nombre de camposanto.

La cuestión de los enterramientos fue administrada, tradicionalmente, por la Hermandad de la Vera Cruz y de los Santos Mártires Félix y Adauto. En la actualidad, la Hermandad ha desaparecido con la emigración, y la Parroquia y el Obispado apenas si tienen datos sobre el Cementerio y la propiedad de las Sepulturas.

Necesidad de administrar convenientemente el Camposanto

Para poder seguir enterrando a todo aquel que lo desee, se hace necesario un estudio de  situación. El año pasado ha sido un clamor general. Por todo ello, se ha dado un primer paso, levantando un plano del Camposanto, que arroja los siguientes datos:

 

Sepulturas posibles: 61

De las cuales, tienen Lápida o Cruz con nombre: 38

 

Se hace necesario:

1º. Ver cuales sepulturas son “perpetuas” y de propiedad de los enterrados y sus descendientes, que podrían hacer uso de las mismas en el futuro. Para ello, sería de desear se buscara la documentación pertinente o título de propiedad.

2º. En caso de no tener documento escrito, sería necesario el testimonio de testigos, dos al menos, que testimoniaran la propiedad.

 

Mirando al futuro

1º.- Las sepulturas que, aun no teniendo título de propiedad, han puesto lápidas, podrán ser compradas al precio que se estime, pasando así a ser de propiedad.

2º. En los espacios que queden libres, convendría ir construyendo con ladrillos sepulturas de varios cuerpos que pudieran ser compradas por las familias que lo deseen.  Su coste sería el de la propia construcción, más la cantidad que se estime conveniente por el terreno, que debería fijarse.

3º. Si la familia de un difunto no quiere comprar la sepultura, podrá enterrarse en el terreno que se deje sin construir, pudiendo removerse dicha sepultura cuando pase el tiempo acostumbrado.

4º. También podría adosarse a la pared del fondo, a ambos lados del altar, un columbario donde guardar las cenizas (en el caso de que haya sido incinerado) o en el caso en que se traigan los restos de una persona, una vez pasado el tiempo por el que reciben sepultura en la ciudad. Su precio sería el del coste del columbario y la cantidad que se fije.

 

Nota: Antes de tomar una decisión definitiva, recogido el parecer de todos, deberemos hablar con el Obispado, ya que el Cementerio es Parroquial.

 

Inocente García, Sacerdote; Benigno Medina, Alcalde Pedáneo; Maricarmen Antón, Concejal del Ayuntamiento; Silvia Andrés, Arquitecto

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: